Técnicas de estudio para el opositor: la importancia del subrayado, el esquema y el resumen.

El concepto de técnicas de estudio es el que se utiliza para designar a todas las estrategias que un estudiante de cualquier nivel educativo puede llevar a cabo para obtener los mejores resultados en sus estudios. Las técnicas de estudio son una parte elemental y de gran importancia ya que permiten ordenar el trabajo, priorizar, aprovechar los recursos disponibles de mejor modo y además también permiten desarrollar nuevas técnicas y modos de enfrentar el conocimiento a medio y largo plazo.

Esencialmente, las técnicas de estudio siempre giran en torno a la noción de orden y constancia, de creación de hábitos y cierta regularidad que le permitirá al estudiante actuar más rápidamente y con mejor preparación frente a determinadas tareas asignadas. Estas acciones que hace unas décadas atrás parecían básicas y elementales para cualquier estudiante son hoy importantes a remarcar debido a que la abundancia de estímulos, información y datos hace difícil a aquel que quiere estudiar poder concentrarse y prestar atención a la tarea a desarrollar por un largo período de tiempo.

Antes de entrar de lleno en las distintas técnicas de estudio, es importante hacer una mención especial a la comprensión lectora, que es un paso previo fundamental al estudio de cualquier tema.

COMPRENSIÓN LECTORA

– Haz una primera lectura comprensiva. Es primordial que no avances si no entiendes lo que has leído previamente.

– Toma notas a medida que realizas la primera lectura. Intenta esquematizar el material que estás leyendo organizando las ideas principales y todos los detalles que las argumentan y las justifican.

– Escribe un breve resumen de las ideas centrales del tema con tus propias palabras o realiza un diagrama que ilustre las relaciones entre las ideas principales del mismo.

– Lee las ideas e intenta captar el verdadero mensaje y sentido del texto.

– Aumenta tu vocabulario. Busca todas aquellas palabras y conceptos que desconoces en el diccionario o pregunta a tu preparador y escribe los conceptos en tus apuntes. Puede ser una gran idea elaborar un glosario de términos asociados a cada tema estudiado.

– Lee los gráficos, esquemas e ilustraciones porque aportan información complementaria que te pueden ayudar a asociar ideas importantes.

TÉCNICAS DE ESTUDIO.

A continuación proponemos diversas técnicas de estudio que pueden ser interesantes, analizando con detalle cada una de ellas.-

-SUBRAYADO: ¿POR QUÉ ES BUENO SUBRAYAR? 

– Supone una lectura activa en la que debemos estar concentrados en el texto.

– Evita distracciones y favorece la atención.

-Es una lectura selectiva en la que se busca lo importante.

– Nos permite un rápido repaso.

Gracias a un correcto subrayado podemos: 

Distinguir los conceptos fundamentales de los conceptos complementarios o triviales.

Realizar buenos resúmenes y cuadros que nos ayuden a retener y fijar los contenidos.

– Conseguir un repaso de calidad y sin dificultades.

– Nos ayuda a memorizar el temario.

La acción de subrayar responde a la necesidad de destacar las cosas importantes de una materia, por tanto está totalmente desaconsejado que subrayes si aún no conoces las nociones básicas que se van a explicar a continuación, para que no acabes dificultándote el estudio del tema en cuestión.

Para dominar la técnica del subrayado es importante conocer una serie de particularidades:

LOS TÍTULOS: Se subrayan siempre porque son los que dan la idea global del tema que trata esa parte del libro o de los apuntes.

LOS SUBTÍTULOS: También se subrayan siempre porque aportan datos complementarios útiles para recordar el tema que se está estudiando.

EL TEXTO EN SÍ: Para obtener un buen subrayado deberás realizar tres lecturas diferentes del texto: una primera lectura rápida para quedarse con la idea global, una segunda lectura más lenta en la que se subrayan las ideas generales, junto con títulos y subtítulos y una tercera lectura en la cual se subrayan frases con sentido completo. Estas frases deben tener un hilo que les dé lógica. Se trata de sintetizar las principales ideas del texto en frases que entendamos.

NOTA IMPORTANTE! Es fundamental no empezar a subrayar el texto hasta que no entiendas su sentido perfectamente, de esta forma sabrás claramente los puntos en los cuales debes incidir.

Tipos de subrayado:

– El tipo de subrayado predominante es el de las rayas en diferentes colores, normalmente se emplea el color rojo para destacar las ideas principales y el azul para las ideas complementarias.

– Si deseas otro tipo de subrayado para tus textos, debes saber que también existe la posibilidad de emplear flechas, círculos y el subrayado con colores fluorescentes que destacan toda la palabra.

– Como complemento a ambas formas de subrayar, está la opción de hacer anotaciones en los márgenes, que te ayudan a complementar la información que hemos querido destacar.

 -ESQUEMAS

El esquema es consecuencia del subrayado porque permite expresar gráficamente las ideas principales del tema y su organización.

Ventajas:

– Nos da una visión de conjunto de lo estudiado.

– Establecemos una jerarquía y orden de las ideas estudiadas.

– Un esquema es breve y conciso, con lo que se realiza un ejercicio de síntesis que nos permitirá ver mucha materia en poco tiempo.

Para elaborar un esquema hemos de tener en cuenta:

– En una primera lectura de toma de contacto veremos la idea general y cómo está distribuido el texto. En función de esto realizaremos el pertinente subrayado.

– Relee el texto, esta lectura te permitirá ver la jerarquía de las ideas y la organización y estructuración del texto.

– Realización del esquema propiamente dicho.

– Estudio, comprensión y memorización del esquema.

– Repasos frecuentes de los esquemas realizados.

– Estructurar el tema del siguiente modo:

  • Título del tema.
  • Idea principal con las ideas secundarias escalonadas.
  • Anotación de detalles importantes.
  • Aunque nuestro preparador nos dé hechos los esquemas, es importante que intentemos hacer nuestros propios esquemas para intentar a posteriori, confrontarlos con los del preparador.

    – RESUMEN

Con frecuencia utilizamos indistintamente la palabra resumen y síntesis como sinónimos. Sin embargo, resumir es condensar el texto con palabras utilizadas por el autor y sintetizar, es condensar el texto utilizando nuestro propio vocabulario.

¿Qué propiedades tiene un resumen?

– El resumen es fiel al modelo original, ya que no aparecen elementos subjetivos anotados por el lector.

– No hay disposición gráfica sino horizontal, como en la generalidad de los escritos.

– El resumen entra por el oído, a diferencia del esquema y el subrayado que entran por la vista.

– Es más fácil de usar para temas que sean memorísticos.

PASOS A SEGUIR:

– Tener a la vista el esquema previo.

– Acostúmbrate a hacer síntesis más que resúmenes por la importancia de usar tus propias palabras e ideas.

– Sigue rigurosamente el orden de los apartados que te marca tu esquema.

– Ten mucho cuidado al organizarlo, las ideas deben tener sentido y continuidad, viéndose la asociación y el enlace que existe entre ellas.

– El resumen debe ser breve.

– Al igual que sucede con los esquemas, muchos libros presentan su propio al final de cada capítulo. Tú debes hacerlos por tu cuenta y usar los del libro para comparar si la síntesis que has extraído coincide con lo esencial del pensamiento del autor.

En la próxima publicación hablaremos de otras técnicas de estudio muy interesantes como el método Eplerr y el método de  Staton.

 

TÉCNICAS DE ESTUDIO PARA EL OPOSITOR. LA IMPORTANCIA DEL SUBRAYADO, EL ESQUEMA Y EL RESUMEN

Deja una respuesta